No recuerdo exactamente por qué estaba buscando cementerios en el aire. Creo que me vino de la idea de que los restos de los difuntos viajaran en avión. La cuestión es que, siendo los cementerios lugares donde se entierran a los muertos, me asaltó la duda de si la misma palabra cementerio contiene un significado ligado a la sepultura. Su raíz etimológica proviene del griego y significa dormitorio, lo que conlleva a la conclusión de que los muertos no tienen por qué estar enterrados para considerar a un lugar donde reposan restos humanos un cementerio.

Así que me topé con los ataúdes colgantes de los acantilados de Sagada, a 275 kilómetros al norte de Manila (Filipinas). Un ritual tradicional en forma de tumbas colgantes en las rocas que llevan usando los nativos de Sagada durante 2000 años (el último data de algunas décadas atrás).

Ataúdes de las tumbas colgantes de Sagada

Ataúdes de las tumbas colgantes de Sagada

No son únicos en el mundo, pues en China e Indonesia también son fans de las tumbas colgantes. Los chinos han usado estos métodos en casi todas sus épocas históricas (incluso durante la República China) y los Toraya indonesios, que consideran la muerte lo más importante en sus vidas, también cuelgan a sus muertos de las rocas y árboles, pues consideran la tierra sagrada y por eso no entierran sus restos en ella.

Ataúdes de las tumbas colgantes de los Torayas indonesios

Más fotos de Sagada y fotos de Toraya.